El Club Faro cuenta con más de 20 años de experiencia promoviendo la creación de ambientes sanos, alegres y atractivos donde los adolescentes puedan formar una personalidad armónica y equilibrada, según el espíritu del Evangelio. Un ambiente en donde, de acuerdo con su edad, desarrollan sus aptitudes de liderazgo, se proyectan en una labor de caridad cristiana y de voluntariado social y cultural, y participan de manera activa y creativa dentro de la organización.

En  sus instalaciones, el club ofrece todo tipo de actividades (lúdicas, formativas, deportivas y de voluntariado) que se  realizan en grupos naturales de amigos en compañía y bajo la supervisión de un responsable.

Pero el club no es únicamente un ambiente protegido o un lugar donde simplemente reciben formación, sino que invita a sus miembros a convertirse en protagonistas en la transformación del ambiente y la sociedad en la que viven: el miembro del Faro aspira a dejar huella.

 

Si quieres conocernos mejor, puedes también descargar nuestra GUÍA FARO en formato PDF